868 950 950

Una vida entregada a su familia, a los pobres, a los enfermos

Hace años, Ángel Romero Elorriaga caía en tierra para dar el fruto que Dios esperaba. A la luz del relato de Juan Evangelista, podemos decir que él como grano que cae en la tierra, comenzó a dar un fruto sabroso y abundante, culminando así una vida entregada a su familia, a los pobres, a los enfermos.

Ángel Romero ElorriagaPor ello, ha podido dar paso a otra gran Familia que, mirando al Crucificado, no se olvide de los pobres, de los enfermos, de los niños, en definitiva, de todo aquel que lo pasa mal sea cual sea su causa, la Congregación de las Hermanas Apostólicas de Cristo Crucificado.

Ciudad Rodrigo, cuna de monumentos y variados paisajes, es el primer marco de nuestra historia. Está situada al poniente de la Provincia de Salamanca, rodeada de murallas que permiten reconstruir su importante historia civil y religiosa. Regada por el río Águeda, es la cuna de nuestro personaje, Ángel Romero Elorriaga, nacido el 22 de noviembre de 1885. Sus padres fueron D. Luis Romero y Dña. Filomena Elorriaga. Tuvieron 6 hijos. Su padre era Teniente Coronel de Ingenieros.

El 7 de diciembre es bautizado en la Parroquia del Sagrario de Ciudad Rodrigo por D. José Belmonte. Sus padrinos fueron D. Tomás Hurtado y Laura Domínguez. Tras el bautizo, la fiesta y la alegría, viene el trabajo de nuevo. Creemos que poco tiempo se quedaron en Ciudad Rodrigo ya que la escuela primaria la terminó en Murcia. Por necesidades de la España de aquel tiempo, se marcharon a vivir a dicha provincia española, siendo Ángel de temprana edad.

La familia Romero Elorriaga va a vivir aquí una época de consolidación, reencuentros con amigos, familiares, formación de los hijos, casamiento de estos, etc. En Murcia, dicho matrimonio va a dejar esta vida en donde tanto ha gozado para ir al encuentro del Padre.

Ángel Romero ElorriagaÁngel debió venir a vivir a Murcia a muy temprana edad ya que terminó la 1ª Enseñanza a los 6 años el 21 de mayo de 1892 en tierras murcianas. Su familia se instaló en la capital, en la calle Ruiperez nº2. Asiste a su parroquia Sta. Catalina y en ella hace su primera Comunión y la frecuenta con sus padres, sobre todo los domingos, a celebrar la Eucaristía. Fue educado en una profunda fe cristiana, así mismo en valores humanos: la honradez, el amor por la familia, el trabajo, etc. y también cómo disfrutar de los valores que en la vida se van desarrollando y aprendiendo: amor al pobre, a la vida misma, al deporte, etc. Debió ser de pequeño juguetón, pues de adulto era muy alegre. Esta forma de ser la debió heredar de su madre Dña. Filomena.

Murcia cuando ellos llegaron no era lo que esperaban: había epidemia de cólera y paludismo, dando origen a muchas muertes, sobre todo de niños. Los negocios no iban bien, ni tampoco la huerta estaba en apogeo, ya que hubieron inundaciones y sequias frecuentes. En su hogar no se noto que esta situación afectara, ya que eran de clase alta. Sus padres colaboraban ayudando a los más pobres y necesitados. La situación de la huerta era la causante de tanta desgracia: las salidas del rio frecuentes daban origen a aguas estancadas y con ellas las epidemias antes mencionadas. Los contrastes entre huerta, campo y ciudad eran profundos, pero Ángel es educado en un buen colegio, practica deporte y vive al margen de esta sociedad dividida y carente de muchas cosas. En este tiempo, Ángel en casa era divertido y bromista, y con deseos siempre de ayudar a los que menos tenían.

Ángel Romero ElorriagaEn el Plano de San Francisco se encontraba la pensión de las Posadas, testigo de tanto amor que Ángel dio a los enfermos que a él acudían en su época de medico. Era esta una zona de vendedores de alimentos y hortalizas, alfarería y bisutería. Otra zona similar era la del barrio de San Juan. Gente muy pobre: mendigos, traperos, tejedores de cestas que vivían miserablemente, y a un paso de otra zona centro en donde se encontraba el Ayuntamiento, el Palacio del Obispo, la Catedral, el Instituto de Enseñanza Media, Hotel Reina Victoria, etc. Unos y otros se dedicaban a cosas diferentes, es en ese tiempo, una ciudad de contrastes.

Ángel realiza los estudios de 2ª Enseñanza en el instituto Francisco Cascales y de allí marcha a Valencia y Madrid. En la primera sacará el Bachiller y en Madrid en la Universidad Central o Complutense, realiza la carrera de Medico Otorrino. Ángel también aprendió un oficio estando ya en Madrid: encuadernador. De esta forma, valoró toda su vida el trabajo honesto, fuese el que fuese.

Ya en Madrid no venía de seguido a Murcia, pero en vacaciones largas, fue conociendo a María Séiquer y poco a poco se fueron enamorando según podían verse al llegar.

Seguir leyendo sobre la vida de Don Ángel Romero Elorriaga

Mas información en: https://angelromeroelorriaga.wordpress.com

Referencia: libro “Con los ojos del amor – Vida y muerte de Ángel Romero Elorriaga”